Involucrados en la conservación de vida silvestre recibieron reconocimientos



Carla Sandoval

Anualmente, cada 3 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Vida Silvestre. Por ello hoy, 3 de marzo de 2017, cerca de 30 profesionales independientes e instituciones públicas y privadas que trabajan a favor de la conservación de fauna silvestre amenazada en el Ecuador recibieron un reconocimiento.

Fueron el Ministerio del Ambiente de Ecuador (MAE), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y WCS Ecuador quienes elogiaron la labor de las personas e instituciones que han emprendido proyectos o han colaborado de una u otra forma con la conservación de la fauna silvestre. El evento tuvo lugar a las 09:00 en el edificio de las Naciones Unidas ubicado en Quito. 

Una de las empresas reconocidas fue TIA S.A. que desde el 2015 dona alimento para los ejemplares de oso de anteojos en cautiverio y se convirtió así en la primera empresa en apadrinar una especie. Paola Ñaupari, analista de seguridad industrial y medioambiente a nivel de Sierra Oriente de la empresa, explicó que TIA S.A. tiene el compromiso de “generar proyectos que nos ayuden a colaborar con la protección del medioambiente”.

Gracias al aporte de la empresa, Estrellita, una osa de anteojos que fue puesta en libertad en mayo del 2016 tuvo alimento durante su proceso de rehabilitación. Ñaupare recordó que ella estuvo presente el día de la liberación de Estrellita y que fue “una experiencia única saber que colaboras en algo que tiene un resultado y un fin”.
Paola Ñaupari, analista de seguridad industrial y medioambiente a nivel de Sierra Oriente de almacenes TIA S.A. recibió el reconocimiento otorgado a la empresa por haber apadrinado al oso de anteojos. Foto: Carla Sandoval/ EL COMERCIO.
Durante la ceremonia de reconocimiento estuvieron presentes: Santiago Silva, Director Nacional de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente, Gabriel Jaramillo, responsable del Área de Ambiente y Energía del Pnud en Ecuador, Victor Utreras, Coordinador del Programa Paisajes- Vida Silvestre y Francisco Prieto Subsecretario de Patrimonio Natural del MAE.

Además de TIA S.A., se entregó un reconocimiento al Fondo Ayuda para la Fauna Silvestre Tueri de la Universidad San Francisco de Quito resaltando el trabajo que hicieron con D’yaira, la hembra jaguar que en octubre de 2016 fue atacada con perdigones en Sucumbíos.

En un video presentado durante el evento de premiación se resaltó al Fondo Tueri como un “espacio de referencia para el entrenamiento de veterinarios”.
Andrés Ortega, director del Hospital Veterinario de la Universidad San Francisco de Quito recibió el reconocimiento otorgado a esta entidad por su labor en la ayuda para la preservación del ambiente. Foto: Carla Sandoval/ EL COMERCIO.

“Uno de los temas que llama más a la pasión es la vida silvestre”, expresó Francisco Prieto. Para aclarar su punto recordó cómo el caso de D’yaira se vivió “en carne propia” gracias a las redes sociales. Primero con tristeza por lo sucedido, pero luego con aires de esperanza y alegría al ver la mejoría del animal que fue trasladada en diciembre a la Amazonía.

También estuvo presente Mario Yánez en representación de la Unidad de Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional (UPMA) que recibió una distinción por su labor en pro de la conservación de la naturaleza. Ellos, junto a los otros actores reconocidos, cumplen un rol clave en la velación del cumplimiento de los derechos de la naturaleza reconocidos en la Constitución.

Santiago Silva reconoció que “sin duda existen cientos de héroes anónimos que no están aquí, pero que aportan sustancialmente en la tarea que nos fue encomendada”. Resaltó que en los últimos años se han hecho avances significativos con estrategias y planes de acción para controlar el microtráfico e identificar a las especies, entre otras iniciativas. Todo esto con el fin de demostrar que “el trabajo conjunto genera resultados de impacto en beneficio de todos los ecuatorianos y de la humanidad”.

Gabriel Jaramillo, por su parte, explicó que la desaparición de cualquier especie es una afectación al planeta. “Todos los días son días de la vida en el planeta, pero este día nos recuerda el volver la mirada hacia estas especies y la biodiversidad, a este laboratorio de vida que hace la existencia humana posible”.

Resaltó que en este 2017, por encargo del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, se invitó en el Día Mundial de la Vida Silvestre a empoderar a los jóvenes y niños en el propósito con el lema: “Escuchar las voces de los jóvenes”.
En el país, en tanto, las circunstancias para el cuidado de la naturaleza han mejorado, “pero siguen siendo adversas”, dijo Prieto quien extendió una invitación a las personas a seguir luchando con pasión por la vida silvestre y recordó que es un deber cuidar la diversidad pues “no es nuestra, nos la prestaron”, concluyó Prieto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada